Más de 400 estudiantes recibieron su título en la Universidad

Los egresados y sus familiares colmaron el Campus para celebrar el fin de una etapa, tras años de esfuerzo y dedicación. “Mi historia no es un acontecimiento individual, sino una expresión de las posibilidades reales que brinda la universidad pública”, dijo Jonathan Andrés, uno de los flamantes graduados.

Región 22/04/2024
NOTA 1 UNSAM

Por Nadia Luna y Vanina Lombardi. Fotos: Leandro Martínez

Educación universitaria, pública y de calidad

Matías Márquez llega al Campus de la UNSAM tomado de los brazos de su mamá y su papá. Vive en Bahía Blanca, pero está por recibir el título de Licenciado en Artes en una universidad del conurbano bonaerense. Hizo la carrera a distancia porque allá no existía esa posibilidad y porque quería seguir enseñando en las escuelas de su barrio. “Me enamoré de la universidad y de su mirada social”, dice. Dentro de su labor docente, trabaja especialmente en cambiar una idea que ve arraigada en muchos estudiantes escolares: que la universidad es algo inalcanzable. Ahora podrá acompañar ese trabajo con su ejemplo.

Este miércoles 17 de abril se realizó el 42.º Acto de Colación de Pregrado, Grado y Posgrado de la UNSAM, en el que 391 estudiantes recibieron su título. El acto se desarrolló en dos bloques consecutivos y tuvo lugar en el Auditorio Carpa del Campus Miguelete. Por la mañana, recibieron sus títulos 216 graduados de la Escuela de Humanidades (EH), mientras que por la tarde fue el turno de 175 graduados del resto de las unidades académicas (con excepción de los institutos Sábato y Dan Beninson).

“Ser egresado de la universidad pública en este contexto me parece sumamente esencial, sobre todo porque tanto la universidad como el arte son dos de las cosas más atacadas por el gobierno de turno. Yo llevo este título con orgullo y asumo la responsabilidad de seguir defendiendo lo público, el arte y las expresiones de cada chico y cada chica de nuestros barrios”, sostuvo Márquez, luego de recibir su diploma. A su lado, sus padres sonreían emocionados: “Sentimos la necesidad de venir porque para nosotros es un gran orgullo y más en esta universidad, que le da posibilidad a gente de todas las edades y lugares”.

Durante el acto, el rector Carlos Greco le dedicó unas palabras a los flamantes graduados y contó que, desde 2018, se denomina a cada camada con distintos nombres. La de este año es “Egresados de la universidad pública, siempre”. “Ustedes tienen un compromiso, el mismo que tenemos nosotros: el de trabajar por el bien común y ofrecer ese capital intelectual acumulado a lo largo del tiempo para generar las soluciones que necesita nuestra sociedad. Nosotros no somos el problema: somos la solución”, aseguró. Luego, mencionó algunos ejemplos de desarrollos concretos que la universidad aportó durante situaciones críticas como la pandemia de COVID-19, cuando las y los investigadores trabajaron a destajo para producir tests de diagnóstico, diseñar barbijos y desarrollar una vacuna nacional. 

En su discurso, Greco hizo énfasis en los principales valores de la universidad pública, como la autonomía, la gratuidad y la pluralidad, refutando algunos cuestionamientos lanzados en los últimos meses desde el gobierno nacional. “¿Adoctrinamiento, dicen? El único espacio que tiene plenas características de libertad de expresión es el espacio universitario”, afirmó. Más adelante, agregó: “Nuestras puertas están abiertas permanentemente para ustedes y para quienes quieran habitar esta universidad. También para los extranjeros, porque nuestro país se construyó con pluralidad étnica y racial. ¿Cómo vamos a impedir que los extranjeros pasen por estas aulas?”.

Luego tomó la palabra Jonathan Andrés, licenciado en Educación, que fue el encargado de dar el discurso en el acto de colación de la mañana. Jonathan trabaja desde los quince años y es primera generación universitaria en su familia. “Las universidades no sobran. Contar con una universidad cercana convirtió al estudio universitario en algo viable”, afirmó, aunque aclaró: “Mi historia no es un acontecimiento individual sino que es expresión de las posibilidades reales que brinda la universidad pública. Valorarla, cuidarla y defenderla constituyen hoy nuestra obligación”.

Por su parte, Romina Santamaría, óptica especializada en lentes de contacto, también pudo concretar sus objetivos profesionales en la universidad pública. “Mi carrera no se puede estudiar en otro lugar del país, el único lugar es la UNSAM, y considero que es una carrera muy importante para estar al servicio, porque lo que hacemos es ayudar y acompañar a las personas con disminución visual para que puedan tener una mejor calidad de vida”, destacó Santamaría, que recibió su título de Licenciada en Rehabilitación Visual.

Te puede interesar
Lo más visto
FOTO 2

¿Qué hay detrás del acuerdo entre los evangelistas y el gobierno de Milei?

Política 15/05/2024

El convenio firmado entre la ministra de Capital Humano Pettovello y los templos evangélicos por 177 millones de pesos para asistencia alimentaria fue un reconocimiento a las redes territoriales que estos últimos han construido a lo largo de décadas. Ante el riesgo de ser considerados libertarios, aprovechan la oportunidad para exigir derechos que les han sido negados por el Estado.

NOTA SUTNA

San Fernando: Fate despide trabajadores y el Sindicato paraliza la planta

Actualidad 15/05/2024

La empresa fabricante de neumáticos Fate anunció que dejará de exportar e informó una adecuación operativa de la planta industrial de San Fernando, con el despido de 97 trabajadores, a raíz de la "sostenida pérdida de competitividad exportadora" y la "caída de demanda del mercado interno", según precisó en un comunicado.