Crisis para los inquilinos: predominan contratos cortos con suba periódica

Los alquileres que se están negociando se caracterizan por pactos de corto tiempo y aumentos cada tres o seis meses. La inseguridad de vivienda asola a millones de argentinos, que no tienen acceso a vivienda propia y aceptan condiciones leoninas.

Actualidad 30/01/2024
NOTA

Tras la derogación de la Ley de Alquileres

 

Los contratos de alquiler pactados durante el último mes, tras la entrada en vigencia del DNU 70/2023 que derogó la Ley de Alquileres, son en su mayoría de corta extensión, con plazos de entre uno y dos años, en su mayoría con ajustes trimestrales o en el mejor de los casos cada seis meses, en base a los resultados de un relevamiento realizado por Inquilinos Agrupados.

En base a estos datos, desde la entidad señalaron que las condiciones para los inquilinos empeoraron a la hora de alquilar una vivienda en el último mes.

El relevamiento, denominado Encuesta Nacional Inquilina, refleja las respuestas de 3.300 casos de inquilinos e inquilinas de todo el país.

En ese marco, la amplia mayoría (92,9%) de los y las inquilinos encuestados consideró que el 2024 será peor que el año pasado.

En lo que respecta a los plazos, en el 87,3% de los contratos que se firmaron tras la entrada en vigencia del DNU tienen una actualización por períodos menores a 6 meses, de los cuales el 25% es cada 3 meses.

Antes del DNU, el 69% de los contratos contemplaba actualización anual, 20% cada 6 meses y sólo el 4% actualizaba cada 3 meses.

Este último esquema se invirtió en el último mes: 45,6% de los nuevos contratos establecen actualización semestral, 24% cada 3 meses y sólo el 7,6% el plazo de anual.

A esto se suma que el 51% de los contratos firmados en el último mes tienen menos de un año de duración.

En relación a los sentimientos generados por la cuestión de la vivienda, predomina la angustia (78%), la ansiedad (75%) y el sentimiento de desesperanza (68%) entre los y las inquilinas que respondieron el cuestionario.

En enero de 2024, el incremento fue de entre 6,4% y 16,7%, según un relevamiento difundido por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO). Con un Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre del 25,5%, es de esperar que los aumentos en los precios de los alquileres marquen un nuevo récord.

 

Los inquilinos en problemas

Las consultas frecuentes de los inquilinos giran en torno a posibles violaciones contractuales por parte de inmobiliarias o propietarios. Se encuentran con la solicitud de nuevos contratos cuando aún les queda uno o dos años, así como propuestas de aumento en los alquileres aún vigentes.

Diego Fernández Camillo, del Movimiento Inquilino Nacional, dijo que “las consultas por lo general se basan en los incumplimientos contractuales por parte de las inmobiliarias -o el propietario-. Ya sea porque les piden que tienen que hacer un nuevo contrato, cuando aún les queda uno o dos años en la propiedad, o porque les preguntan si tienen la voluntad de subir el pago de alquiler porque quedó bajo. Les aconsejamos que mantengan la mejor relación posible con la inmobiliaria, y que traten de negociar lo mejor posible. Donde junto al inquilino entendemos que lo mejor posible es que no se lleve más del 35 % de su salario; algo que hoy no sucede”.

 

Te puede interesar
Lo más visto