Detuvieron a otro prófugo involucrado en el crimen del empresario en Merlo

Está acusado de integrar la banda delictiva que asesinó a Izzo durante un intento de robo.

Policiales 20/12/2023
720jpg

Diego Correa, vinculado al asesinato de Gabriel Izzo ocurrido el junio pasado, fue capturado tras una persecución policial en San Martín.

 

Luego de una persecución policial que se prolongó durante casi 30 cuadras en la localidad de San Martín, se detuvo a un prófugo involucrado en el crimen del empresario Gabriel Izzo ocurrido el pasado 9 de junio en su casa de San Antonio de Padua, Merlo.

 

Diego Correa, de 25 años, tenía pedido de captura nacional e internacional por integrar la banda delictiva que asesinó a Izzo durante un intento de robo. Su detención ocurrió en la noche del martes en la localidad bonaerense de San Martín tras una intensa persecución cuando quiso escapar en un auto robado.

 

A mediados de noviembre se informó la detención de Brígido "El Paraguayo" Achucarro González tras una serie de allanamientos y tareas investigativas.

 

González ya había estado detenido por el caso pero el 28 de agosto se escapó de la comisaría. Tras ser capturado indicaron que “tenía un documento falso, donde se hacía llamar Víctor Ramón Alomo, y tenía todo preparado para fugarse hacia Brasil".

 

Ante este antecedente, el fiscal Claudio Oviedo ordenó que sea trasladado a una cárcel del Servicio Penitenciaria Bonaerense (SPB).

 

 

Cómo fue el crimen del empresario Gabriel Izzo

El crimen de Izzo fue cometido el viernes 9 de junio a las 4.20 en una casa de la calle Italia al 1000, a pocas cuadras de la estación de trenes de San Antonio de Padua, donde el comerciante y dueño de un aserradero, vivía con su esposa Silvana Petinari, hija del propietario de una empresa dedicada a la fabricación de acoplados, volcaduras y semirremolques en Merlo.

 

De acuerdo a la pesquisa, al menos cinco delincuentes llegaron hasta el domicilio a bordo de un Gol gris y cuatro de ellos forzaron una persiana de madera tipo americana de la casa e ingresaron, tras lo cual sorprendieron al matrimonio. Otros dos, en tanto, se quedaron en el auto y en la vereda, por lo que todos ellos fueron captados por las cámaras de seguridad del barrio.

 

Según las fuentes, Izzo se despertó al escuchar ruidos y agarró dos armas de su propiedad que guardaba en su habitación -una pistola Bersa calibre .40 y un revólver .38-, con las que salió de la habitación para ver qué sucedía.

 

En esas circunstancias, se enfrentó con los delincuentes, quienes le dispararon y además lo apuñalaron. La víctima también disparó, aunque sólo con el revólver, ya que la pistola se le trabó y aparentemente no alcanzó a herir a nadie, añadieron los voceros.

 

Izzo fue impactado por cuatro proyectiles y murió en el lugar a raíz de las lesiones de bala y también de arma blanca que los delincuentes le provocaron, mientras que su esposa fue apuñalada, golpeada, perdió un ojo y estuvo internada 18 días.

 

En la vivienda también se encontraba la madre de la mujer herida, Elsa Otruba de Petinari (83), quien resultó ilesa ya que no salió de la habitación.

Te puede interesar
Lo más visto