El universo podría ser un sistema psíquico vivo

Un creciente número de científicos afirman que el universo puede ser una red neuronal gigante, una entidad 'viva' capaz de aprender y evolucionar.

Actualidad 09/02/2024
NOTA

Esta idea está ganando tracción y tiene el potencial de redefinir nuestra comprensión del cosmos, poniendo fin a la concepción tradicional del universo como un vasto espacio aparentemente inerte dónde energía y materia interactúan en un baile caótico gobernado por leyes físicas y cuánticas que todavía no podemos explicar totalmente. De hecho, la teoría tiene el potencial de unificar la relatividad de Einstein y la mecánica cuántica, que siempre ha sido el santo grial de la física moderna para explicar por fin el funcionamiento del universo.

El neurocientífico Bobby Azarian hace un exhaustivo análisis del estado de esta radical teoría. Fue originalmente propuesta por el físico teórico y experto en cosmología, gravedad cuántica, computación cuántica e inteligencia artificial Vitaly Vanchurin, pero tiene sus raíces en el concepto de un universo que se comporta como el cerebro humano formulado por el filósofo presocrático Anaxágoras, que vivió del 500 al 428 antes de Cristo.

Igual que los organismos terrestres son complejas macroestructuras compuestas de microestructuras formadas por compuestos químicos, moléculas, átomos y partículas elementales —todo producto de incontables permutaciones seleccionadas durante miles de millones de años hasta llegar a este punto— el universo habría seguido un camino similar, resultando en una red neuronal capaz de aprender y evolucioanar. Esto no quiere decir que el universo tenga consciencia de sí mismo a nivel macro. Esto no lo podemos saber todavía —y es precisamente una de las incógnitas de esta línea de investigación— aunque obviamente sí podemos afirmar que el universo es consciente de su propia existencia a través de algunos de sus elementos, como los humanos.

La teoría sostiene que el universo puede ser una red neuronal, un sistema de nodos interconectados similar a las redes neuronales en el cerebro humano. Según Vanchurin, "la dinámica del universo está gobernada por las leyes de la mecánica cuántica y la teoría de la gravedad, que son muy similares a las leyes que gobiernan las redes neuronales". 

Según Vanchurin, si se considera el universo como una red neuronal, se puede unificar la teoría de la relatividad general de Einstein —que describe la gravedad a gran escala— con la mecánica cuántica —que describe el comportamiento de las partículas a escala subatómica— porque estos dos comportamientos son perfectamente compatibles dentro de las redes neuronales. El conectoma del cerebro humano es idéntico a nivel estructural con las conexiones cósmicas del universo. Azarian cita también a la física teórica Sabine Hossenfelder, reconocido azote de otras aparentemente delirantes teorías cosmológicas. Hossenfelder apoya la idea de que el universo puede ser una entidad pensante. 

Pero, obviamente, la información no puede viajar más rápido que la luz, por lo que la idea de que estos nodos se comporten como las neuronas del conectoma —la estructura de neuronas y sinapsis del cerebro— es imposible, afirma. Pero Hossenfelder añade que esto cambia cuando tenemos en cuenta nuestras observaciones sobre mecánica cuántica y el entrelazamiento de partículas. Éste, dice, podría ser el método transmisor de información instantáneo entre los nodos del cosmos. "La física cuántica nos dice que la realidad no es tan sólida como parece,” apunta Hossenfelder, añadiendo que las partículas pueden existir en varios lugares al mismo tiempo y cambiarse mutuamente en el acto.

Esto sugiere que el universo podría comportarse como una especie de ‘organismo’, una computadora cósmica capaz de transmitir información, aprender y evolucionar

Hossenfelder afirma que "si el universo es un pensamiento, entonces no somos las únicas entidades pensantes en él. Somos, en cierto sentido, pensamientos dentro de un pensamiento".  

Te puede interesar
Foto 1

Cerró sus ojos para siempre el último habitante de Epecuén

Actualidad 23/01/2024

A los 93 años murió Pablo Novak, el único habitante de la villa, que antiguamente fue un lugar turístico y termal, la cual fue aniquilada por una inundación en 1985. Entre las ruinas del pueblito supo vivir como ejemplo de tenacidad y resistencia frente a la adversidad.

NOTA 2

Alerta alacranes en el AMBA por la temporada de verano

Actualidad 05/02/2024

Los alacranes no viven en nuestro hábitat, nosotros vivimos en el suyo. En la temperada estival estos arácnidos se muestran más activos. Al alimentarse de bichos que viven en los residuos como cucarachas también se acercan a las viviendas. Y pueden provocar picaduras.

Lo más visto